6 Etapas Comunes que Atravesarás Cuando te Conviertas en un Emprendedor

emprendimiento

¿Ya Has Cruzado Ese Puente? El mismo donde caminas para convertirte en un emprendedor.  ¿O todavía estás mirando el bamboleo del mismo?  ¿Y cuán salvaje es el río que está abajo…Y a todos los cocodrilos que hay allí esperando por atraparte…, y sigues sin arriesgarte, aunque puedes ver los unicornios saltando en los campos de tréboles de 4 hojas, y arcoíris dobles que se extienden hasta donde alcanza la vista al otro lado? ¡Ay, esto es muy malo!  Pero… ¡es perfectamente normal asustarse de este enorme paso!. De hecho, hay 6 etapas a través de las cuales atraviesa la mayoría de la gente que da el salto de un trabajo estable hacia el espíritu emprendedor:

Etapa 1: Donde Experimentas El Incómodo, Tormentoso Conocimiento De Algo Que Preferirías No Saber

Esto fue lo que me pasó a mí. Estaba construyendo la carrera que siempre había dispuesto para mí mismo. Una carrera que incluía ascensos regulares, valiosas lecciones, grandes colegas con los cuales trabajar, automóvil y el consecuente buen pago. Pero, también sentía como si continuamente estuviese peleando con molinos de viento y tenía que arrastrarme al trabajo todos los días aunque en el exterior todo se veía bien y elegante. Fue ahí cuando comencé a darme cuenta que este tipo de carrera me estaba haciendo infeliz. Pero como eso era todo lo que conocía y lo que siempre había deseado, lo hice por mucho tiempo y terminé (casi) por quemarme a mí mismo.

Etapa 2: Donde Estás Asustado Por El Vacío

Pero esta era mi vida. Estaba construida totalmente sobre los estudios que yo había hecho. Esto era lo que mis amigos estaban haciendo. ¿Cuál era la alternativa?.  Lentamente vino a mi esa independencia que podría darme la tan ansiada libertad (yo sé, quizás no el “apropiado” espíritu emprendedor pero aun así… ¡un gran cambio!). Pero, en lugar de oler de una vez la libertad, todo lo que vi fue un gran vacío negro (principalmente dinero) viniendo hacia adelante y todo lo que sentí fue un gran remolino de miedo en mi estómago.

emprendedor

Etapa 3: Donde Sacas Un Millón De Excusas Para NO Hacerlo

Aunque racionalmente supe que podía hacerlo, y aunque de verdad, verdad, quería hacerlo, todavía tenía una tonelada de razones de porque esta era una idea tan mala:

  • Yo sabía que en el fondo no era bueno en mi trabajo (¡holaaa  síndrome del impostor!).
  • Creía que porque tengo una manera no tradicional de ver las cosas en un negocio, ninguna compañía querría contratarme jamás.
  • Creí que tenía que hacer cosas de ventas tradicionales para que me contrataran y ¡era totalmente alérgico a eso!

“El verdadero emprendedor es un hacedor, no un soñador” – Nolan Bushnell

Etapa 4: Cuando Se Vuelve Indiscutiblemente Claro, Que Las Cosas Necesitan Cambiar

Así que después de un terrible y largo periodo de ser infeliz en mi trabajo, y por consiguiente en mi vida, fui “afortunado” de caer en una reorganización corporativa y esa administración había decidido algo que iba más allá del camino que pensé que era aceptable. A través de esto, finalmente llegué al punto donde pude decirme a mí mismo: ¡NO MÁS!…. Ah, cuan liberador se sintió decir NO a eso que yo pensé que no era aceptable.  Realmente, sin esto, no podría haberlo hecho y  encontrar mi ‘NO’, sigue siendo mucho más la base, de la cual vivo y trabajo. Porque cuando tu NO está claro… ¡todo lo demás simplemente se convierte en una oportunidad!.

Etapa 5: Donde Finalmente Puedes Ver Unirse Las Piezas Del Rompecabezas 

Fue un buen amigo y mentor quien me ayudó a resolver esto. Yo me quejaba sobre como definitivamente iría a la bancarrota y esta fue su respuesta:

El: “Imagina el peor caso del escenario donde vas a la quiebra y tienes que dar todas tus pertenencias al banco: ¿eso te mataría?”.

Yo: “No, de ninguna manera…”

El: “Bien, entonces en ese escenario, ¿serías capaz de caminar 20 kilómetros desde tu casa a la mía?”

Yo: “¡Seguro!”

El: “¿Estarías dispuesto a trabajar en mi restaurante mientras que duermes en el sofá de tus hermanos?”

Me: “Por supuesto”

El: “¿Y entonces serías capaz de ahorrar dinero para un pasaje a Indonesia donde probablemente podrías encontrar una escuela de buceo donde podrías trabajar como maestro de buceo (Obviamente amo el buceo y a Indonesia) e instructor de negocios por alojamiento y comida?”

Yo: “Eh… bien… probablemente…”

El: “Entonces si este es tu peor escenario del caso… ¿de qué te estás quejando?”

Yo: “¿¿¿Eh… de nada??? Diablos…”

“Si Realmente Quieres Hacer Algo, Encontrarás La Manera. Si No, Encontrarás Una Excusa.” – Jim Rohn

Etapa 6: Donde Tomas El Riesgo Y Empiezas A Atraer La Oportunidad

¡Entonces renuncio!

Dos semanas después tuve un trabajo FreeLancer sorprendentemente bien pago que me dio la oportunidad financiera de ayudar a mi hermano a construir su nuevo negocio por dos años Y aún tener suficientes recursos  para tomar otro riesgo para mí con mi propio negocio. Ahora sin importar si tuve suerte o si fue el universo alineándose, exactamente apuntando hacia mi, para ser escogido porque lo merecía o no, no lo sé. ¡Y ya ni siquiera importa!.  Solo puedo decirte que se sintió realmente bien estar allí por mí mismo. ¡Aún es así!, y no, no todos son unicornios y arcoíris en el lado emprendedor. Pero es libertad…Y pasión…Y el viaje en la montaña rusa continúa para mantenerme sonriendo…

“La única cosa a la que tenemos que temer es al temor mismo” – Franklin D. Roosevelt

Así es que si sientes como si estuvieras en ese borde y que ese primer paso es verdaderamente demasiado grande recuerda que esto es normal.  Puedes tomar todo el tiempo que necesitas para ir a lo largo de tus propias etapas, pero, no pierdas la visión de ir a dónde quieras ir.  También recuerda no aceptar nunca lo inaceptable.


¡Tu felicidad depende de ti!

Deja Aquí Tus Comentarios!