5 Formas Sorprendentes De Lograr Buenas Relaciones Personales

Portrait of a group of business people laughing against white background

No importa lo grande que seas en tu trabajo. Si no buscas la manera de lograr buenas relaciones personales, no irás a ninguna parte. Las relaciones hacen girar al mundo. Sin retroalimentación de otras personas, estarás limitado en tu propio silo mental de información o estarás limitado por tus propias experiencias.

Si deseas ampliar tu círculo de influencia, debes aprender a trabajar con/y a través de las personas, te mostramos cinco formas de construir buenas relaciones personales y ampliar tu circulo para generar un mayor impacto en tus resultados

Las 5 Maneras de Construir Buenas Relaciones Personales  Para que Seas una Persona más Eficaz:

1. Comienza Con “TÚ”

Muchas personas confunden la diferencia entre la simpatía y la empatía. La simpatía es un sentimiento instintivo que permite sentir agrado por la otra persona. Empatía es ver la perspectiva de la otra persona al ponerte en sus propios zapatos sin juzgar. Declaraciones simpáticas se originan en ti, como, “Siento oír hablar de eso”, o “Mis más sinceras disculpas.” Por otra parte, las declaraciones de empatía se dirigen hacia la otra persona, como por ejemplo, “Debes sentirte muy orgullosa!” “Que gran potencial proyectas”. Al mostrarte tal y como eres con los demás estas dando pasos agigantados para lograr buenas relaciones personales de manera inmediata, y mantendrás un clima laboral, personal y profesional más tranquilo y feliz.

2. Evita La Respuesta Del Robot

En lugar de seguir la secuencia de preguntas y respuestas del robót, “¿Cómo estás?” “Bien. ¿Cómo estás tu? Bien, gracias; “trata de responder realmente cómo te sientes. Hazlo personal, de tal manera que si alguien te pregunta cómo estás, podrías decir: “En realidad, he tenido mejores días. No he podido dormir últimamente, No me he sentido realmente bien, me pasa ……  Entre más honesto seas con las personas que están a tu alrededor, más tratarás de lograr buenas relaciones personales, lo que les permitirá aumentar su confianza hacia ti.  Ten presente que ya no serás el robot en la esquina de la oficina, a quien nadie determina.

3. Pregunta, No Se Lo Digas

Cuanto más interés muestres por la otra persona en pro de lograr buenas relaciones personales, más, les permitirás ver que eres una persona interesante. Después de todo, cuando alguien demuestra una verdadera atención hacia ti, no das la espalda ni te alejas, al contrario la atraes más fácilmente (o tal vez lo haces y por eso tu compañero de trabajo te ha enviado éste artículo).

4. Estar Tranquilo Y Simplemente Escuchar

Es muy importante que cuándo alguien te esté hablando le prestes total atención, no hay nada más odioso que estés dirigiéndote a alguien y ni mueva la cabeza para verte a la cara para escuchar lo que estás diciendo. Esto hace que fracases en tu intento por lograr buenas relaciones personales, por el contrario harás que los demás te vean como odioso(a) o irrespetuoso(a), y más si tiene que ver con asuntos de tipo laboral.  Cuando esto suceda y estés muy ocupado (a), muestrales una cara amable e infórmale a la persona que te esté hablando, que te excuse y de paso te permita un lapso de tiempo prudente para poder culminar tu asunto de interés, y que con el mayor gusto deseas hablar con ella (él), ésto le da el mensaje a la otra persona que estas muy ocupado, pero a la vez le haces sentir que estás dispuesto a escucharle.  El punto aquí es simplemente estar presente, en el momento adecuado.

5. Ten Cuidado Con Tu Tono

A veces el tono de la voz  es un tema que puede alejarte de tu intento por lograr buenas relaciones personales, si no crees que los asuntos de tono o modulación de voz son importantes, mira si puedes detectar la diferencia entre estas dos declaraciones: “No puedo creer que hicieras eso!” Y “¡No puedo creer que hicieras eso!” Notas la diferencia ? Ambos expresan sorpresa, pero el primero es más digno de alabanza mientras que el segundo transmite más condescendencia. No es todo acerca de lo que dices, sino cómo lo dices, es lo que importa.  Así es que si has comenzado el día un poco indispuesto o tu estado de ánimo no es el más adecuado, respira profundo, no te desesperes y trata de hablar calmado, pausado y con la mejor disposición posible, para que no te lleves sorpresas a la hora de entablar una conversación con otra persona.

Deja Aquí Tus Comentarios!